Alfredo Pérez

Yo, a pesar de que tenía ya muchos años de servicio al Señor, no había descubierto la maravilla que es el conocimiento más a profundidad de La Palabra, el ir descubriendo más la presencia de Cristo en ella, me fui enamorando más de Él y de su Iglesia, mi fe está más fortalecida, mi servicio está más comprometido y la misión que tengo de proclamar su Palabra a todos